Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Personajes históricos

Ir al mapa

Santa Teresa de Jesús

DATOS DE INTERÉS

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Novela: “Sus ojos en mí”

Fernando Delgado

Editorial Planeta 

2015

Un poco de historia

Teresa de Cepeda y Ahumada para muchos autores nace en Gotarrendura, un pueblecito cerca de Ávila. Aunque ésto no está del todo probado los datos oficiales son que nace en Ávila un 28 de Marzo de 1515 y es bautizada el 4 de abril del mismo año. Sus padres, toledanos, son Don Alonso Sánchez de Cepeda y Doña Beatriz Dávila de Ahumada. Tiene 10 hermanos y dos hermanastros, fruto del matrimonio anterior que tuvo su padre.

Desde muy pequeña tiene interés por los santos y las aventuras de caballería. A los seis años junto con su hermano Rodrigo intenta fugarse para convertirse en mártir, pero su tío los descubre y frustra su aventura a las puertas de la ciudad.

En esa época en España se viven momentos de grandes descubrimientos y aventuras, como es la partida de guerreros a Flandes o la salida a América de conquistadores aventureros y la literatura da muestra de ello. A Teresa, que le interesa la literatura de caballería, se ilusiona por coquetear y conquistar a uno de estos caballeros.
A los 13 años muere su madre y ella se apoya mucho más en su primo. El padre, que ve con malos ojos esta relación, decide internarla en el colegio de agustinos Nuestra Señora de Gracia, en contra de su voluntad. Ella, que quería comerse el mundo, sin embargo se siente muy a gusto en esta nueva residencia. Con el tiempo le nace la vocación religiosa, a la que su padre se opondrá, aunque ingresará en 1535.

En 1532 sufre una grave enfermedad, estando al borde de la muerte. Su padre la saca del convento para ser atendida por médicos, aunque no mejora. Se queda bajo la tutela de María Briceño, quien la formará y la inclinará en su decisión de profesar como religiosa. Finalmente se recupera e ingresa en el monasterio de la Encarnación, eso sí, algo tullida por las secuelas de la enfermedad.

En 1544 muere su padre. Teresa vive en el convento junto con otras 140 monjas de una forma relajada saliendo y entrando libremente y recibiendo todo tipo de visitas. Eso no era una auténtica clausura. El convento era el sitio ideal para quien deseaba una vida fácil y sin problemas.
La monja tiene una serie de visiones y experiencias místicas, que la hacen sentir con mayor rigor y entrega religiosa llevándola a realizar la Reforma del Carmelo y la primera fundación.

La Reforma del Carmelo está inspirada en la Regla primitiva de los carmelitas, aprobada en 1247 por el Papa Inocencio IV, a la cual ella añadió algunas prácticas de penitencia y oración que configurarían la llamada Reforma del Carmelo y sería la obra que se extendería por todo el mundo, manteniéndose en la actualidad.

 Es una Reforma donde el número de monjas es reducido y una forma de vida más austera, centrada en la oración y una mayor entrega hacia Dios.

El primer texto conocido, que da idea de las leyes que regulabas esa Reforma, fue el Camino de Perfección (1566) en el que expone que quien aspire a entrar en la Orden ha de llevar una vida de entrega, hacia una búsqueda amorosa de Cristo y de su intimidad con Él en la oración. Ha de ser una persona de oración. “La oración es el fundamento”. Además las monjas debían de vivir juntas y unidas al Señor, “todas han de ser amigas, todas se han de amar, todas se han de querer, todas se han de ayudar”.

Estas reformas se llevan a cabo no sin problemas, hasta el punto de llegar a retirarse a su celda y renunciar totalmente. Finalmente doña Guiomar de Ulloa, el Padre Ibáñez y aconsejada por San Pedro de Alcántara, San Francisco de Borja y San Luis Beltrán, logra la autorización de Roma.

Con el tiempo le llegan instrucciones y autorización para fundar más conventos por lo que la santa comienza una vida intensa, que no acaba hasta su muerte, en la que compaginará el gobierno de su orden, con las fundaciones de nuevos conventos y la redacción de sus libros,

Fundó en total 17 conventos:

Ávila (1562).
Medina del Campo (1567).
Malagón (1568).
Valladolid (1568).
Toledo (1569).
Pastrana (1569).
Salamanca (1570).
Alba de Tormes (1571).
Segovia (1574).
Beas de Segura (1575).
Sevilla (1575).
Caravaca de la Cruz (1576).
Villanueva de la Jara (1580).
Palencia (1580).
Soria (1581).
Granada (1582).
Burgos (1582).

En 1567 conoció al joven San Juan de la Cruz, 24 años, en Medina del Campo, con motivo de la fundación del Carmelo masculino, a quien convenció para unirse a la Reforma, quitándole de la cabeza la idea de ir a la cartuja de El Paular.

A lo largo de su vida varios son los textos y poesías que escribe, sin publicar ninguno de sus libros, con un lenguaje llano explicaba sus experiencias, aunque le cuesta mucho esfuerzo. Más de un texto está autocensurado, pues en muchas ocasiones se metía en temas que hasta la propia Inquisición podría reprenderla.
Mujer obediente de sus superiores, se entrega enteramente a las obras encomendadas, llegando a estenuarse en más de una ocasión por la cantidad de trabas que tenía que superar.

Tras la fundación de Burgos, a los 52 años es requerida por la duquesa de Alba en cuyos brazos murió el día 4 de octubre de 1582, en Alba de Tormes, enferma y agotada.

Fue beatificada por Pablo V en 1614, canonizada por Gregorio XV en 1622, y nombrada doctora de la Iglesia Universal por Pablo VI en 1970. La primera mujer de las tres actuales doctoras de la Iglesia. Las otras son Santa Catalina de Siena y otra carmelita descalza: Santa Teresita del Niño Jesús.

 

Sus obras (manuscritos):

 

Libro de mi  vida o de las misericordias de Dios. Cuenta su vida espiritual a través de sus dificultades y sus consuelos. Se conserva en el monasterio del Escorial.

 

Libro de la Fundaciones (La Clerecía). Es la historia externa de la Santa. También el el Escorial. Su lenguaje gracejo y la sobriedad de su carácter castellano, caracterizan estos escritos.

 

La Moradas o Castillo interior. Es la obra cumbre, por la temática profunda. Intenta divulgar la vida de unión con Dios.

 

Conceptos del Amor de Dios.


Camino de perfección. En estos escritos da consejos prácticos a sus monjas para alcanzar la perfección.

 

Sus Cartas. Más de 400 y dirigidas a toda clase de personas altas y bajas, empezando por el rey.

 

Poesías.H