Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Personajes históricos

Ir al mapa

Miguel de Cervantes. Escritor ilustre

DATOS DE INTERÉS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Don Miguel de Cervantes Saavedra nace en Alcalá de Henares (Madrid) el 9 de octubre de 1547. En una casa céntrica que hoy en día se mantiene como Museo Casa Natal de Cervantes (Calle Mayor, 48). Allí pasaría los primeros años de su vida mientras su padre ejercía el oficio de sangrador (cirujano barbero)  en el contiguo hospital de Antezana, el cual funciona todavía en la actualidad. Es llevado de una ciudad a otra atendiendo a la poca clientela que tiene. Cuarto de los siete hijos que tuvieron sus padres Rodrigo Cervantes y Leonor de Cortinas, llegan a Sevilla, ciudad muy próspera en esa época, pasando por Valladolid, Córdoba y dejando tras de sí un sinfín de deudas. Estas ciudades, que el escritor las vive en su niñez, las mencionará en sus obras como recuerdo.

Cervantes ingresa en el colegio de los Jesuitas. Fue un lector precoz, igual que alguno de sus hermanos. A los dieciséis años acudía a ver representaciones de Lope de Rueda.

 

En 1568 y una vez establecida la familia en Madrid, firma cuatro composiciones en una antología de poemas por la muerte ese mismo año de la reina Isabel de Valois, tercera esposa de Felipe II. Juan López de Hoyos, editor de ese libro, será, posiblemente quien le introduce en la lectura de autores como Virgilio, Horacio, Séneca, Erasmo de Rotterdam.

 

Durante su vida la mala fortuna le acompaña. La falta de mecenas y protector le obliga a alistarse incluso en los tercios para luchar en Lepanto. Sólo al final de su vida, con las edición de las dos partes de El Quijote, le llega cierta tranquilidad económica y el reconocimiento de su obra.

 

En la participación de la batalla de Lepanto, donde Juan de Austria vence a los turcos el 7 de octubre de 1571, Cervantes y según una de las teorías, cae gravemente herido  perdiendo el uso de su mano izquierda. Como nos hace ver en los versos de El Viaje al Parnaso. Con esta pérdida se ganaría el apelativo de “el manco de Lepanto”.

 

        Bien sé que en la naval, dura palestra, 

        perdiste el movimiento de la mano

        izquierda para gloria de la diestra.

 

 

Junto a uno de sus hermanos participaría en dos episodios más durante la larga estancia de las tropas en Sicilia o Nápoles. En una de las contiendas mantuvo relaciones amorosas con una joven “Silena”, con quien tuvo un hijo, Promontorio.

Llegó a ser alférez o capitán, con una hoja de servicios brillante y reconocimiento de héroe por el mismo Juan de Austria, quien le dió dos cartas que certificaban su valentía. Con las que regresaría junto a su hermano a España en 1575.

La mala fortuna hace que la goleta donde estaban embarcados se perdiera por culpa de una tormenta y se separara de la flotilla, cayendo en manos de corsarios berberiscos mandados por el pirata Arnaute Mamí. La cartas de recomendación les salvarían las vidas, pero les prolongarían el cuativerio en Argel durante cinco años. Cervantes protagoniza varias huidas sin éxito y no exentas de dramatismo. El rescate era muy costoso para la familia y no podían reunir la cantidad necesaria ni siquiera para uno de los hermanos.

Finalmente los monjes trinitarios Antonio de la Bella y fray Juan Gil logran ir con el dinero suficiente para el rescate del prisionero el 19 de octubre de 1580. Cervantes estaría agradecido de por vida a los trinitarios por su favor.

 

Intenta entrar en dependencias del Estado gracias a los méritos reconocidos en sus cartas, pero no encuentra colocación. Incluso lo intentó en Indias, pero tampoco. En 1583 empieza su tarea literaria y publica varias comedias.

 

A los 39 años se casa con la joven Catalina de Salazar y Palacios, mujer hacendada manchega, pero que no sigue a su marido en el mundo de editores y libreros. Publica La Galatea en 1583 y varias comedias próximas a esta novela pastoril.

En 1587 consigue un puestecillo de comisario para comprar víveres para la Gran Armada contra Inglaterra pero es acusado por desórdenes de sus cuentas oficiales, por lo que es encarcelado en Sevilla durante algún tiempo.

 

Vuelve a Madrid en 1602 y se aloja en primer lugar en el barrio de Atocha. Se mudó en varias ocasiones, pasando a la Calle Magdalena, en el número 18 de la calle Huertas en el barrio de las Letras. Una casa lúgubre y húmeda del barrio de las Letras porque allí eran baratas las casas, y el escritor no se podía permitir grandes gastos. 

Comienza a gestionar la edición de su primera gran obra, la primera parte del Quijote: El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha. Novela que saldrá a la luz en 1605 en Madrid y editado por Francisco de Robles.


Años después escribiría las Novelas Ejemplares, El viaje al Parnaso,  Segunda parte del Quijote, La Numancia, El Trato de Argel, etc. Persiles y Sigismunda fue la última obra escrita antes de morirse. De su publicación, un año después, se ocuparía su mujer después de la muerte de éste.

 

En 1612 finalmente se traslada en el mismo barrio de las Letras a la casa de la Calle León esquina a la Calle de Francos, hoy en día calle de Cervantes, en la manzana 228 donde moriría un 23 de abril de 1616. Será enterrado en el convento de las Trinitarias Descalzas de San Ildefonso, donde decidió que lo hicieran. Pertenecía a la Orden de los Franciscanos, por lo que será enterrado con una simple camisola y por su vida humilde, la familia no tiene dinero ni para esculpir una lápida, por lo que se le entierra en la cripta del convento, en una fosa común, motivo por el cual se dificulta el descubrimiento de sus restos.

 

 

Búsqueda e investigación de los restos del escritor.

En 2014 se lleva a cabo por fin el sondeo en la búsqueda de los restos óseos de Don Miguel De Cervantes Saavedra. Como ya se preveía, el geo-radar ha confirmado la existencia de una treintena de nichos con restos óseos situados en la cripta de la iglesia de las Trinitarias.

 

Ésta sería la primera zona a inspeccionar de seguir con la búsqueda del literato. Junto con ésta zona, las investigaciones señalan a otros cuatro lugares donde podrían encontrarse enterramientos.

 

La segunda fase se llevaría a cabo in situ, pues el arzobispo no deja sacar los restos óseos del convento, con profesionales del mundo arqueológico y antropológico.

Una vez encontrados los restos las heridas de la mano y del pecho que se produjo durante la guerra podrían servir para reconocer a Cervantes.

 

Sabemos además que Cervantes no tiene descendientes en la actualidad, pues con su mujer no tuvo hijos y con su amante tuvo una niña, que murió muy joven. Por otra parte sus hermanos y otro familiares fallecieron todos sin dejar descendencia.

 

En enero de 2015 y tras la segunda fase de la investigación, se encuentra en el nicho número 1  restos de un ataúd de madera con la iniciales M.C. grabadas sobre una chapa. Éstas bien pudieran ser las iniciales del ilustre escrito, pero en aquella época Cervantes pudiera escribirse con Z en vez de C, por lo que el estudio de sus restos determinarán si son o no son los restos que se buscan

 

Con la apertura de otros nichos se encuentran otros restos que sí pudieran ser los de Cervantes y su mujer Catalina de Salazar.

 

El 17 de marzo de 2015 los investigadores comunican los resultados en una rueda de prensa. La expectación es máxima. Cabe pensar que la búsqueda a llegado a buen término y los restos de Cervantes por fin pueden descansar en el lugar que se merece después de tanto ajetreo.

La conclusión a la que llegan los investigadores es que según las evidencias hiostóricas, arqueológicas y antropológicas, hay muchas coincidencias para asegurar que ahí se encuentran los restos de Cervantes, y no hay discrepanacias en ello. No se puede asegurar con certeza plena, pero seguramente en el nicho 32 se encuentran parte de los restos del escritor, pero junto a un mínimo de cinco niños y un mínimo de diez adultos. Son huesos en un estado lamentable de conservación, en los que no se puede aislar los de Cervantes, entre otras cosas por no poder comparar las pruebas de ADN con descendientes de la familia, ya que no existen.

 

Después de este resultado el Ayuntamiento está negociando con las monjas del convento, en hacer visitable la cripta por el público o instalar un monumento funerario con una placa alusiva a los restos. De momento se ha puesto la placa alusiva.H

 

 

 

Algunas de sus obras:

 

* La Galatea (1585) 

* El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha (1605) 

* Novelas ejemplares (1613) 

* El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha (1615) 

* Los trabajos de Persiles y Sigismunda (1617) 

 

Novelas ejemplares (cortas) 

 

* La gitanilla 

* El amante liberal 

* Rinconete y Cortadillo 

* La española inglesa 

* El licenciado Vidriera 

* La fuerza de la sangre 

* El celoso extremeño 

* La ilustre fregona 

* Las dos doncellas 

* La señora Cornelia 

* El casamiento engañoso 

* El coloquio de los perros