Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Enlaces Reales

Ir al mapa

Felipe V y María Luisa Gabriela de Saboya

DATOS DE INTERÉS

TEMAS RELACIONADOS

-Felipe V rey de España

-Luis I rey de España

-Isabel de Farnesio reina de España

-Palacio Real Del Buen Retiro. Madrid

Un poco de historia

Con la muerte del rey Carlos II el hechizado en 1700, último monarca español de la Casa de los Austrias o Habsburgo, será la dinastía Borbónica la que ocupará desde este momento la Corona española, llegando incluso hasta nuestros días. Será Felipe V, de Anjou, nombrado primer rey Borbón en 1701. Se dejó firmado el compromiso de no unir jamás esta dinastía con la francesa.

El mismo Carlos II recomendó a la Casa Borbónica, que uniera sus lazos con  alguna princesa de la Casa de los Habsburgo, para facilitar el cambio de dinastía, pues es el archiduque Carlos, segundo hijo del emperador de Alemania Leopoldo I, el legítimo rey.

Buscando entre las princesas italianas, fue María Luisa de Saboya y Orleans, la turinesa elegida.

 

El enlace se lleva a cabo por poderes en 1701 en la iglesia del Santo Sudario en Turín. Tras la boda se desplazó hacia Madrid con toda su familia como séquito.

De talla más bien pequeña, pero muy inteligente, la futura reina de España, dejó prendado al rey Felipe, cuando fue a buscarla a la ciudad de Figueras. Gracias a la camarera de la reina, elegida por el rey Luis XIV, Anne-Marie de la Trémoille, princesa degli Orsini, de los Ursinos como terminaron llamándola, pudieron comunicarse, pues ninguno de los dos sabía el idioma del otro, y la camarera les servía de intérprete, hasta que aprendieron el castellano ámbos dos.

 

Con el inicio de la guerra de Sucesión por el emperador Leopoldo I, Felipe V tuvo que partir hacia sus posesiones en Italia, momento en el que María Luisa de Saboya se hace con la regencia de España. Lo primero que hace es trasladar las cortes a Zaragoza, convocándo las Cortes de Aragón y entregándose por completo a las tareas de gobierno. Este hecho provoca la admiración de sus súbditos y al regreso a Madrid  en 1703 es recibida con gran alegría.

En la siguiente regencia de la reina y con la Guerra de Sucesión todavía activa, solía salir al balcón del Alcázar de Madrid para leer a los madrileños los partes de guerra que le enviaba su esposo, lo que hizo ganarse al pueblo ya del todo.

 

En un intermedio de la Guerra y coincidiendo los dos reyes en Madrid, dan a conocer el embarazo  de María Luisa, siendo atendida por vez primera en la realeza, por médicos en vez de comadronas.

Su primer hijo nace el 25 de agosto de 1707 en el Palacio del Buen Retiro, en Madrid. Poníendole por nombre Luis, como el día en el que nació, San Luis de Francia, y por su bisabuelo. Por fín después de cuarenta y seis años nace en Madrid un infante en la Casa Real epañola.

 

Después de este primer hijo vendrían tres más, el primero, infante Felipe, que nació prematuro, moriría a los pocos días, le sigue el infante Felipe Pedro y por último el infante Fernando. El primero, Luis y el último de los hijos, Fernando, llegaron a ser reyes de España, aunque la propia madre, María Luisa, no llegaría a vivirlo. Una tuberculosis que padeció desde 1707 y que se hizo crónica, se la llevaría por delante, muriendo en el día de San Valentín en 1714 en el Palacio del Buen Retiro.

Con esta pérdida el rey entrará en una gran depresión, que superará con su segundo matrimonio, Isabel de Farnesio de Parma. H