Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Reyes y jefes de Estado

Ir al mapa

Carlos III rey de España

DATOS DE INTERÉS

TEMAS RELACIONADOS

-Felipe V rey de España

-Isabel de Farnesio

-Luis I rey de España

-Felipe

-Fernando VI

-María Luisa de Saboya

-María Ana, reina de Portugal

-Felipe duque de Parma

-María Teresa, delfina de Francia

-Luis Antonio de Borbón

-María Antonia,reina de Cerdeña

-Antonio Farnesio

-María Amalia de Sajonia

-Marqués de Esquilache

-Casa de las siete chimenéas

-Banco Nacional

-Buen Retiro

-La Granja de San Ildefonso. Segovia

-Puerta de Alcalá. Madrid

-Real Observatorio Astronómico. Madrid

-Museo Nacional del Prado. Madrid

-Real Jardín Botánico. Madrid

-Fuente de La Cibeles. Madrid

-Fuente de Neptuno. Madrid

-Palacio Real de Madrid

-Carlos IV

Un poco de historia

Carlos III nace en Madrid el 20 de enero de 1716 siendo su padre el rey Felipe V y su madre la reina Isabel de Farnesio, segunda esposa de éste.

La fuerte personalidad y opinión política propia de la reina, se empeñó en que su hijo debería de acceder a un cargo político importante, a pesar de que éste tuviera tres hermanastros (Luis, Felipe y Fernando) del primer matrimonio del rey, María Luisa de Saboya. Dicho empeño y una serie de acontecimientos que se ponen a favor del infante, logra finalmente ser rey de España, a pesar de que dinasticamente no tenía la preferencia para ocupar el trono.

 

Es el primogénito de siete hermanos:  Francisco, fallecido al poco de nacer; María Ana Victoria, reina de PortugalFelipe, duque de ParmaMaría Teresa, delfina de FranciaLuis Antonio de BorbónMaría Antonia, reina de Cerdeña.


Con una infancia acorde a lo que es un hijo de reyes y con la mirada puesta a ocupar puestos de gobernante, recibe educación religiosa, católica por supuesto, llegando a ser un creyente fervoroso, educación humanística, idiomática, militar y técnica, además de buenas formas y en ambientes  de representación. La música y la equitación no faltarán en su formación y son la caza y la pesca sus grandes aficiones, que no dejará de practicarlas a lo largo de su vida.

 

Siendo su madre como es, pronto Carlos III participará en los planes de la diplomacia española. Se empeña en que su hijo se preparara en política italiana y en las costumbres del país y por una serie de casualidades culminadas con la muerte del duque Antonio Farnesio, el cual no tuvo descendencia, por lo que Carlos III, con tan sólo 15 años, es nombrado duque de Parma y Plasencia en 1731.

Los acontecimientos bélicos le llevan a proclamarse rey de las Dos Sicilias en 1735 en Palermo.

 

Italia no sería su destino definitivo a pesar de reinar allí durante más de 20 años y donde formó una familia al casarse con María Amalia de Sajonia y tener 13 hijos, siete mujeres y seis varones.  Allí aprendió a ser un rey moderado, aplicando políticas de reforma en una sociedad complicada donde las clases privilegiadas dominaban.

 

En enero de 1724, Felipe V abdicó en favor de su hijo primogénito, el príncipe de Asturias Luis I, el cual fallece después de siete meses de reinado por una infección de viruela. El segundo hijo de Felipe V, Felipe, también había fallecido a edad temprana, por lo que sería Fernando el heredero del trono, pero es la reina Isabel de Farnesio quien termina convenciendo a su esposo-rey a tomar de nuevo las riendas de la corona debido a que su hijo muestra signos de demencia. De esta forma vuelve a ser la reina la que domina los tejemanejes y por tanto los designios de España, consiguiendo finalmente que su hijo Carlos III abdicara al trono napolitano en favor de su tercer hijo, Fernando y preparar con el tiempo el reinado español, tan buscado por su madre.

 

A la llegada a España, y una vez instalado en Madrid como rey en el año 1759, concretamente en el recien construido Palacio Real, tendría que sufrir todavía encontronazos de distinto calado. Tuvo que aguantar el 23 de marzo de 1766 un motín de los madrileños por unas medidas impopulares, como la prohibición de indumentarias como la capa larga y el sombrero de ala o la subida de alimentos básicos, como el pan por liberalizar el comercio de los cereales. Dicho motín se le conoce como el de Esquilache. El marqués de Esquilache fué nombrado secretario de Hacienda por Carlos III, odiado por los madrileños, por su condición de italiano e impulsor de esas medidas. Se llegó a invadir la casa del ministro, la Casa de las Siete Chimenéas, donde vivía, y quemar parte de sus muebles y pertenencias. En la actualidad dicha Casa sigue existiendo y se encuentra en la plaza del Rey, al lado del Ministerio de Cultura en Madrid.

Otro acontecimiento que tuvo que decidir con firmeza fué la expulsión de España de la orden de la Compañía de Jesús por su poder político entre otras, por fín pudo llevar a cabo su reforma con la que pretendía cambiar al país del anquilosamiento del que estaba sumido, y dotarle de las medidas necesarias para hacer de españa una nación de progrso. Lo que se dió en llamar el despotismo Ilustrado (gobierno para el pueblo pero sin el pueblo).

 

Entre las medidas importantes, cabe destacar la reforma de la Hacienda y la economía general del reino, potencia la exportación, con lo que podía solventar en parte los números rojos que sufría la coronala abolición de la tasa general de granos, lo que permitió una amplia libertad de compra, venta y transporte y del comercio de ciertos artículos, suprimiendo su impuesto arancelario. Se unificó el sistema monetario y se creó la emisión de deuda pública. Se creó lo que a la postre sería el Banco Nacional, con fines estrictamente financieros. En este reinado nació la Lotería Nacional a causa de la necesidad de ingresos por la intervención española en la Guerra de los Siete Años.

Hizo un plan industrial ambicioso, para los bienes de consumo y sobretodo los bienes de lujo, como la porcelana y los cristales. De ahí la porcelana de Buen Retiro y los Cristales de La Granja en Segovia.

Llevó a cabo un plan de caminos de carácter radial, siendo Madrid el centro, de donde partirían  las rutas hacia  Valencia, Andalucía, Cataluña y Galicia.

Pero una de las medidas con más repercusión posterior fué la constitución del Catastro. Uno de los objetivos era inventariar toda la propiedad y riqueza del país y así lograr una contribución única y universal para todo el reino.

 

Con Carlos III se engrandeció España y sobretodo la ciudad de Madrid. Se hicieron hospitales, como el antiguo de San Carlos (hoy Museo Nacional Reina Sofía en la plaza de Atocha) y alumbró las calles, Instauró la recogida de basuras, etc.

 

En Madrid, a su llegada manda construir una nueva Puerta de entrada norte a la ciudad, sustituyendo a la existente y es el arquitecto italiano Sabatini quien construye la actual Puerta de Alcalá.  Ensancha la ciudad, con grandes avenidas y la construcción de las plazas de Cibeles y Neptuno, cometido llevado a cabo por Ventura Rodriguez, y creando el Salón del Prado y la Colina de las Ciencias, mandando construir el Real Observatorio, el Real Jardín  Botánico y el Museo de Historia Natural, lo que hoy es el Museo Nacional del Prado.

 

Carlos III fallece el 14 de diciembre de 1788. Con él termina la historia del reformismo ilustrado en españa, Pues con el estallido de la Revolución Francesa y la guerra de la Independencia, el reinado de su hijo, sucesor, Carlos IV se lleva a cabo un periodo mucho más conservador. H