Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Monumentos históricos

Ir al mapa

Real Jardín Botánico. Madrid

DATOS DE INTERÉS

-Cómo llegar

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Junto al Observatorio Astronómico y el Museo de Historia Natural, hoy pinacoteca del Prado, constituían la Colina de las Ciencias. Gran Proyecto Ilustrado que mandó hacer el rey Carlos III, ya que dicho reinado apostaba por el conocimiento de las Ciencias para el crecimiento económico.

 

Fue Felipe II quien ordenó construir el primer Jardín Botánico en la provincia de Madrid. Concretamente estaba emplazado en la localidad de Aranjuez.

Poco después el Real Jardín Botánico de Madrid se instaló en la Huerta de Migas Calientes, en las inmediaciones de lo que hoy es Puerta de Hierro, a orillas del manzanares. El rey Fernando VI había ordenado su construcción el 17 de octubre de 1755 para albergar las más de 2.000 plantas recogidas por toda la Península o intercambiados con otras instituciones europeas.

 

Fue Carlos III en 1774 cuando lo trasladó a su ubicación actual, para dar forma a su gran proyeto. El arquitecto de la Casa Real Sabatini y Juan de Villanueva fueron los artífices del magno proyecto. Se entra por la Puerta de Murillo, situada a la derecha del Museo del Prado. La atravesamos y disfrutamos de uno de los recintos más bucólicos que podemos encontrar.

La distribución de las plantas está organizada en tres terrazas escalonadas donde se ordenan las plantas según criterios taxonómicos (método de clasificación científica propuesta por el botánico Carlos Linneo). Además se construyó la verja que limita el recinto y el invernáculo llamado Pabellón Villanueva.

Desde el principio de su existencia, se llevaron a cabo actividades de enseñanza de la Botánica, así como se diseñaron expediciones científicas a las Américas y al Pacífico para recolectar importantes herbarios que sirvieron de base para describir nuevas especies para la Ciencia.

 

Las expediciones, que estaban financiadas por la corona, consistían en la recolección de ejemplares de floras y faunas locales, de las cuales se realizaban dibujos, que luego servirían para su posterior estudio. Todo este material llevado a cabo durante los siglos XVIII y XIX, han servido para acrecentar las colecciones científicas, así como la biblioteca, y son referencia histórica internacional y de gran valor científico en el estudio del reino vegetal.

Algunas de las expediciones científicas históricas fueron la del Orinoco, al Virreinato del Perú, a Nueva Granada, Filipinas, al Virreinato de Nueva España, Expedición a Malaespina, Guantánamo, etc...

 

En los inicios del siglo XIX el Real Jardín se había convertido en uno de los más importantes botánicos de Europa, principalmente por las colecciones científicas que tenia depositadas y al trabajo de su director, Antonio José Cavanilles. 

Durante la Guerra de la Independencia en 1808 el Jardín cae en el abandono absoluto, deteriorándose en gran parte. A lo largo de los años posteriores, sufre diversas remodelaciones, incluso pierde una gran parte de su terreno para construir lo que hoy es el Ministerio de Agricultura.

En 1857 se lleva a cabo la instalación de un zoológico, que posteriormente se traslada a las instalaciones del Parque del Retiro, lo que se conocía en tiempos como “Casa de fieras”. Hoy en día convertida en Biblioteca.

 

En 1939, el Real Jardín Botánico pasa a depender del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En la actualidad sigue siendo centro de investigación botánica y centro de actividades culturales relacionadas con la botánica. H