Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Monumentos históricos

Ir al mapa

Real Observatorio Astronómico de Madrid

DATOS DE INTERÉS

- Cómo llegar.

 

VISITAS particulares (previa reserva):

· Viernes: 16:30 horas

· Sábado: 12:00 y 16:30 horas

· Domingo: 12:00 horas

 

VISITAS de centros educativos (previa reserva):

· Viernes: 10:00 y 12:00 horas

Las reservas a centros educativos, centros que imparten alguno de los titulos oficiales que regula la Ley Orgánica de Educación y al Ley Orgánica de Universidades, se corresponden con el periodo de estudios de Bachillerato o equivalente y nivel superior.

Para el control de acceso, los visitantes deberán estar 15 minutos antes de la visita en el punto de encuentro situado en la C/Alfonso XII, nº 3 (frente a la puerta), cerrándose la entrada al recinto 5 minutos antes de la visita. Se ruega puntualidad.

 

PRECIO

- El precio general de acceso a las visitas particulares guiadas será de 5 euros (IVA incluido) por persona y visita. Generará los mismos derechos la adquisición del Anuario del Observatorio Astronómico Nacional (10 euros).

- El acceso es gratuito para los menores de tres años.

- Las visitas concertadas por los centros educativos públicos serán gratuitas. El resto de centros educativos abonarán 50 euros por cada turno completo de veinticinco personas.

 

 

 

 

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Fué proyectado y construído por el arquitecto Juan de Villanueva y Montes, autor a su vez del Real Museo del Prado o la dirección de la reconstrucción de la PLaza Mayor de Madrid, tras el incendio de 1790.

El siglo XVIII, siglo de las luces, se lleva a cabo la ruptura con todo lo anterior, el Barroco castizo (Churriguera, Pedro Díaz Rivera, etc...).

Con un estilo neoclasicista, forma límpida de un romántico en potencia, en 1790, Juan de Villanueva  inició la construcción de este Observatorio Astronómico encargado por el secretario de Estado (Presidente de Estado) conde de Floridablanca del rey Carlos III, junto al Retiro, en los altos de San Blas a las afueras de Madrid. La construcción del edificio se inició ya en el reinado de Carlos IV.

 

Para el proyecto del Observatorio, Juan de Villanueva se inspiró en las ruinas del Templo de Vesta en Tívoli cuando lo visitó de joven, en 1761, mientras que estuvo pensionado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El Observatorio formaba parte de una misma campaña ilustrada de creación de establecimientos vinculados al estudio de la Ciencias Naturales en el entorno del Paseo del Prado de San Jerónimo. El reinado apostaba por el conocimiento de la Ciencias y por ello se proyectó esta Colina de la Ciencias compuesto por el Museo de Historia Natural, hoy pinacoteca del Prado, el Observatorio Astronómico y el Jardín Botánico, iniciados por Sabatini y terminado extrañamente por Juan de Villanueva. Éste es el mejor representante en España del Neoclasicismo, que mantiene cierta distancia con Sabatini, arquitecto de la Casa Real, al que le encargaban los mejores proyectos, como la Puerta de Alcalá. Ámbos tienen estilos parecidos, pero respondían a normas de la época. El edificio se concibe como Templo de la Razón y de la Ciencia.

 

En la Colina de las Ciencias se construye el Observatorio Astronómico como ese Templo de las Ciencias, con un atrio con columnas corintias coronado tras un antepecho con cuatro torrecillas y supercoronado por una gran cúpula. Todo ello dá un aspecto parecido al “Cabo Kennedy “ pero de la época.

Las bóvedas están forradas de cañizo y luego cibiertas con yeso, forma de hacer de la época, por eso muchos edificios han sido pasto de las llamas.

 

En esta época el conde de Floridablanca es destituído y remplazado primero por Aranda y, a los pocos meses por Godoy. Hacía pocos años que España perdía la guerra de Trafalgar contra los franceses y ahora se defendía de la invasión de estos en la Guerra de la Independencia. El edificio  del Observatorio es un edificio bello, que durante la guerra de la Independencia es utilizado como polvorín. Las penurias de la guerra provocan una crisis en la población madrileña donde la hambruna hizo estragos. Con ello el propio Juan de Villanueva y su familia se vieron condenados a vivir en la pobreza- En 1811 Juasn de Villanueva moriría y nunca llegaría a ver terminado su edificio, asi como el Museo Nacional del Prado y la Puerta del Real Jardín Botánico, también proyectados por él.

 

--------------------------------------------

Se encarga un telescopio reflector de 60 cm de diámetro al astrónomo William Herschel. La falta de tradición astronómica en el país, supone que la preparación del personal se realice en diversos países extranjeros. Es la guerra contra Francia la que hace que se disperse el personal y que se destruyan los libros, la documentación desarrollada y los equipos.

 

Se inician las actividades en el Observatorio en 1845, y la construcción del edificio se completa al año siguiente. En 1854, bajo la dirección de Antonio Aguilar.

Tras la guerra civil el Observatorio conoce una nueva etapa de modernización y expansión en la década de 1970. Es entonces cuando se crean el Centro Astronómico de Yebes, en la provincia de Guadalajara, y la Estación de Observación de Calar Alto, en Almería.

 

Prácticamente desconocido por madrileños y foráneos, es necesario solicitar su visita por escrito. Cuando luce el sol se puede admirar allí el Péndulo de Foucault, en ocasiones se organizan exposiciones temporales y entre sus fondos, una gran colección de útiles relacionados con la astronomía: Telescopios, astrolabios, etc... Para aficionados a la astronomía. H