Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Yacimientos

Ir al mapa

Ibiza. El santuario de Es Culleram en San Vicent de sa Cala.

DATOS DE INTERÉS

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Salimos de San Miquel por Carrer des Port, que dá al Carrer de Eivissa, al sureste y a siete kilómetros, todo en línea recta sin desviarnos para nada, damos con la C-733, para luego coger la PM-811 y  atravesar Sant Joan de Labritja. Seguimnos por la PM-811 hasta llegar a San Vicent de sa Cala (no confundir con Cala de Sant Vicente, pueblo cercano a éste y pegado a la costa), agreste paisaje a 150 metros sobre el nivel del mar y desde donde podemos ver la isla de Tagomago.

Muy cerca de Sant Vicent  y en medio del monte, se sitúa la cueva, santuario y yacimiento de Es Culleram, excavado a principios de siglo, donde los púnicos adoraban a la diosa Tanit entre los siglos V y II a.C.

 

Para llegar al santuario salimos del pueblo hacia el este por la PM-811 y un poco más adelante cogemos un desvío hacia la derecha, que nos llevará por una carretera sinuosa hacia un cruce de caminos con cuatro direcciones, cogemos el camino de la derecha, que nos llevará directamente a nuestro destino.

 

Según algunos autores, el santuario constaba de tres partes bien diferenciadas: Una primera con cielo abierto con un altar donde se hacían ofrendas sacrificando a un animal y donde se quemaban sus partes no comestibles (cabeza, patas, vísceras e incluso la sangre, pues los púnicos consideraban que en ella se encontraba parte del alma). El resto se repartía entre los sacerdotes y los que realizaban la ofrenda. Una segunda zona central, donde se situaba a la diosa, podría tratarse incluso de una estalactita y una estalagmita (columna), en Cartago (Túnez) existe un santuario donde Tanit está representada por con una columna y una tercera, mucho más profunda donde se depositaban las cenizas del sacrificio.

 

Esta cueva se descubrió en 1907 y su excavación permitió reunir  unas 600 esculturas de terracota completas  u más de 1.000 cabezas y fragmentos de otras, siendo la mayoría de las cerámicas representaciones de Tanit, con forma de figura femenina y acampanada.

Diez años después se descubrió en la zona una placa de bronce grabada por las dos caras, que establece que el templo está dedicado a Tanit.

El motivo por el que se dejó en su día de utilizar esta cueva como culto, parece ser que fue por un derrumbamiento.

 

Hoy en día la cueva pertenece al gobierno balear, que rehabilitó y abrió al público y muchos visitantes realizan aquí ofrendas a la diosa Tanit.H