Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Monumentos históricos

Ir al mapa

Teatro-Museo Gala-Salvador Dalí. Figueres, Gerona

DATOS DE INTERÉS

-Cómo llegar

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

 

También llamada Torre Galatea, es una construcción de mediados del siglo XIX entre los años 1849 y 1850, obra del arquitecto Roca i Bros. Aquí fue donde Dalí realizó una de sus primeras exposiciones pictóricas hacia 1919.

 

El edificio quedó en ruinas al sufrir un incendio al final de la guerra civil española. En los años sesenta Dalí se propuso convertirlo en “el objeto surrealista más grande del mundo”. En 1961 el pintor llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Figueres de crear un Museo dedicado a su obra, proyecto que entusiasmó al artista, como el decía: “porque soy un pintor eminentemente teatral, porque está justo delante de la iglesia en que fui bautizado y porque fue precisamente en la sala del vestíbulo del Teatro donde expuse mi primera muestra de pintura”. Pero la realización del mismo se bloqueó. 

Fue una conversación de Dalí con el generalísimo Francisco Franco lo que hizo que el proyecto no sólo saliera adelante, sino que se financió por el Ministerio de la Vivienda. La construcción se inició en 1968 a cargo del arquitecto Joaquim Ros de Ramis. El museo se inauguró el 28 de septiembre de 1974. Aquí se puede disfrutar de la obra y el pensamiento de un genio. El Teatro-Museo Dalí contiene numerosas obras que describen la trayectoria artística del pintor ampurdanés, desde sus primeras experiencias artísticas: impresionismo, futurismo, cubismo, etc... y sus creaciones dentro del surrealismo, hasta los últimos trabajos de su vida.

 

De la estructura original poco quedaba después del incendio. El techo de la platea se había hundido; de los palcos sólo quedaban los pasillos de acceso, y del escenario, el arco de la boca de escena y los almacenes laterales. El vestíbulo y el salón de descanso fueron las únicas partes que se mantuvieron en gran medida intactas.

Dalí se entregó durante una década en la creación de este espacio alucinante del surrealismo. Pinta obras y realiza esculturas y complejas instalaciones monumentales pensadas para que estén en este espacio de forma permanente. Así podemos observar una fachada recubierta de panes dalinianos de cerámica, maniquíes o grandes huevos dorados en las cornisas y una estructura reticular transparente en forma de cúpula geodésica que corona el edificio y cubre lo que antes era el espacio escénico creada por el artista y realizada por el arquitecto Emilio Pérez Piñero (1935-1972). En el patio interior, antigua platea del teatro, se encuentra el Cadillac lluvioso. En la Sala del Tesoro pueden contemplarse algunos de los cuadros más emblemáticos y famosos de Dalí, como La cesta de pan (1934), Muchacha de Figueres (1926), El sueño (1919), Leda Atómica (1949),... La Sala de las Pescaderías reúne Maniquí barcelonés (1926-27), el Bodegón al claro de luna malva (1926). Destacan además la Sala Mae West, la Sala Palacio del Viento, el Monumento a Francesc Pujols.

En el segundo piso se reúnen pinturas de su gran amigo pintor Antoni Pixot, director del Teatro-Museo, Evarist Vallès (sala 8) y en el último piso se encuentran obras de la colección particular de Dalí, obras de El Greco, Mariano Fortuny, Modest Urgell, Ernest Meissonier, Marcel Duchamp, Gerard Dou, etc. (sala 14). En diferentes salas del Teatro-Museo se pueden encontrar, entre otras, obras de Bouguereau, John de Andrea, Wolf Vostell, Meifrén y Ernst Fuchs.

 

Algunas de las obras más destacadas que se exponen son Autorretrato con l'Humanité (1923), Port Alguer (1924), El espectro del sex-appeal (1932), Retrato de Gala con dos costillas de cordero en equilibrio sobre su hombro (1933), Autorretrato blando con bacon asado (1941), Poesía de América-Los atletas cósmicos (1943), Galarina (1944-45) y Galatea de las esferas (1952), entre muchas otras. 

Desde la muerte de Salvador Dalí, en 1989, también puede visitarse la cripta con su tumba, situada en el centro del museo; un espacio que fue remodelado en 1997 para exponer una colección de joyas de oro diseñadas por el artista. 

 

El Museo es uno de los más visitados de España, con más de 800.000 visitantes en el año 2000.H