Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Monumentos históricos

Ir al mapa

Castillo Gala-Dalí de Púbol. Gerona

DATOS DE INTERÉS

-Cómo llegar

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

El castillo de Púbol es una edificación medieval ubicada  en una localidad en plena llanura ampurdanesa, documentada desde finales del siglo XI. Es una construcción alta y estrecha, con un patio interior y con un jardín anexo de vagas influencias francesas.

Dicho castillo es un regalo que Dalí hace a Gala para su descanso y recogimiento, donde hasta el propio Dalí tendría que entrar en él previa invitación escrita de su esposa. El regalo es una promesa de los años treinta, que el pintor hace a su musa.

 

En 1970 Dalí encarga a su colaborador Enric Sabaté, que recorriera la zona con una avioneta y fotografiara todos los castillos cercanos a Port Lligat. Al ver las fotografía, Dalí se decidió de inmediato, pues el castillo se encontraba cerca de la ciudad de Girona y del Santuari dels Àngels, donde Gala y Dalí se habían casado en 1958.

Adquirió el castillo y sus propiedades adyacentes  los marqueses de Blondel. En total una superficie de 3.479 m2, por la cantidad de 1.500.000 pesetas.

En agosto de 1996 se abre al público la casa-museo Castillo Gala-Dalí de Púbol. La Fundación Gala-Salvador Dalí gestiona el funcionamiento de la casa-museo, que fue restaurada por la Dirección General del Patrimonio del Estado del Ministerio de Economía y Hacienda, propietaria del edificio.

Empezaron las obras de restauración dirigidas por el maestro de obras y amigo de los Dalí, Emili Puignau. El castillo estaba en grave estado de abandono, con algunos forjados y tejados caídos. La restauración duró un año y mantuvo la imagen romántica del castillo en ruinas con salas de gran altura que contrastan con espacios más cerrados. La cocina la convierte en tocador, crea espacios de gran belleza, como el Salón del Piano, pinta personalmente algunas obras para el castillo, como el gran óleo titulado El camino de Púbol (1971-73) o el techo del Salón de los Escudos, todo para que cuando Gala levante los ojos, me vea siempre en su cielo, como él decía. En esta estancia se encuentra un sillón majestuoso y sobre un pedestal, decorado, en su respaldo, con una pintura de un paisaje, que seguramente sería donde Gala se sentaría, a modo de trono. Posteriormente se han restaurado las estructuras, los muebles y se ha habilitado para las funciones de recepción y tienda de la casa-museo, pero se ha dejado tal y como se encontraba durante los años en que allí vivieron Gala y Salvador Dalí.

En el exterior Dalí se implicó en el diseñó de un jardín que se decoró con unas esculturas de elefantes con grandes patas y un cuervo sobre la grupa y una piscina decorada con bustos de Richard Wagner de cerámica en varios colores.

 

Al morir Gala en Port Lligat el 10 de junio de 1982 a los 88 años, fue trasladada al Castillo y Dalí se encerró allí, no quería dejarla sola en la cripta y vivió durante un largo tiempo su aislamiento y depresión. Se vio obligado a salir de allí por un incendio fortuito que se declaró en su habitación en el verano de 1984 y tuvo que ser ingresado en el hospital, del que se trasladó a Torre Galatea, en Figueres. Su residencia hasta que murió en 1989.

En la actualidad se puede visitar el edificio, con una cita previa. En su interior se encuentra la tumba de Gala en la cripta, la habitación donde vivió Dalí y una piscina en forma de falo..H