Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Personajes históricos

Ir al mapa

Luis de Góngora y Argote. Culteranismo

DATOS DE INTERÉS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Nace en Córdoba en 1561. De familia acomodada. Estudia en Córdoba y en la Universidad de Salamanca. Disfruta de un beneficio en la catedral de Córdoba, lo que le da la oportunidad de recorrer varias ciudades españolas: Madrid, Salamanca, Granada, Cuenca, Toledo.

Se relacionó pronto con valedores importantes de la Corte para conseguir alguna mejora económica, llegando a ser nombrado capellán del rey Felipe III. A pesar de eso, no evitaría las dificultades económicas que le acompañaron a lo largo de su vida. Se hace sacerdote a sus 50 años.

Poeta español de gran relevancia, abandera el Culteranismo, aunque con un estilo muy personal. Culteranismo que lo definiría Dámaso Alonso, descubridor de las virtudes del poeta, como la síntesis y condensación intensificada de los recursos líricos del renacimiento. La cadena culterana se iniciará en Garcilaso de la Vega, seguiría con Herrera y acentuada e intensificada por Luis Carillo de Sotomayor.

Se enfrentó dialécticamente con su eterno rival Francisco de Quevedo:

 

            Yo te untaré mis versos con tocino

            porque no me los muerdas, Gongorilla,

            perro de los ingenios de Castilla,

            docto en pullas, cual mozo de camino,

            apenas hombre, sacerdote indino.

                                              Quevedo

 

            Patos del aguachirle castellana

            con poca luz y menos disciplina

            por tu vida, Lopillo, que me borres

            las diecinueve torres de tu escudo.

                                                 Góngora

 

En su primera época como escritor, se le puede definir como ligero y humorístico, llegando a mezclarlo con una escritura elegante y culta, sobretodo en los poemas dedicados al sepulcro del Greco o a la muerte de Rodrigo Calderón

 

Sus obras cumbres son las Soledades, con sus cuatro partes: Soledad de los campos, de la ribera, de la selva y del yermo y la Fábula de Polifemo y Galatea. Como gran conocedor de los secretos del verso, acumula en ellas todas las galas de su estilo.

Sus versos y metáforas barrocos, pero extremadamente recargados y rebuscados hacen muy difícil su lectura, pues abusa de hiperbatón, alusiones mitológicas y geográficas, hipérboles, correlaciones, plurimembraciones, etc, fueron muy criticados, sobretodo por Quevedo, quien escribiría: Quien quisiere ser culto en sólo un día... Sin embargo el poeta Góngora se felicitaba, como lo demuestra en estos textos: «Honra me ha causado hacerme oscuro a los ignorantes, que ésa es la distinción de los hombres cultos».

 

Escritor del Siglo de Oro español, su prestigio fue decayendo hasta que en 1927, año de su centenario vuelve a considerársele como un gran poeta. Murió de apoplejía a los 65 años en Córdoba en 1627.H

 

Algunas de sus obras:

 

Romances eruditos:

 Entre los sueltos caballos.

Servía en Orán y el Rey.

Amarrado al duro banco.

La desgracia del forzado.

En un pastoral albergue.

La ciudad de Babilonia.

 

Letrillas.

 

Sonetos:

Oh excelso muro, oh torres coronadas.

Sacros, alatos, dorados capiteles.

Está en forma elegante, oh peregrino

Al tramontar del solla ninfa mía.

Cisne gentil, después que fresco el vado. 

Mientras por competir con tu caballo.

 

Las soledades.

El panegírico al duque de Lerma.

El Polifemo.